- Peces cartilaginosos -

Los condrictios son un grupo conservador evolutivo relativamente pequeño (~ 1,150 especies descritas) que ha funcionado con éxito en diversos ecosistemas marinos y acuáticos durante más de 400 millones de años. A pesar de su éxito evolutivo, muchas especies están cada vez más amenazadas con la sobreexplotación como resultado de los rasgos de su historia de vida y las actividades de los humanos.

¿Por qué el cartílago y no el hueso?


El cartílago es un tipo de tejido conectivo lo suficientemente fuerte para dar soporte, que de acuerdo con algunos investigadores, el cartílago que poseen los tiburones es distinto en composición, al de los peces óseos y otros vertebrados. En realidad, la falta de verdadero hueso resultó ser una característica secundaria, esto es, que prescindieron de un soporte óseo (presente en sus ancestros agnatos), a cambio de mejores aptitudes físicas y motoras; el cartílago es menos denso y más elástico que el hueso, proveyendo ventajas de flexibilidad y una palpable reducción del peso del cuerpo, lo que lo hace más maniobrable; lo cual, les ayudo al poder desplazarse con mayor facilidad permitiéndoles realizar movimientos rápidos; esto aunado a que poseen un cerebro desarrollado, conectado a órganos sensoriales eficientes, con los que pudieron constituirse como los grandes depredadores de los océanos; mandíbulas poderosas, que les confirieron una mordida eficiente a la hora de alimentarse (en aquellas especies de régimen carnívoro); y finalmente algunos de sus órganos y sistemas fisiológicos han evolucionado a niveles que exceden los de algunos vertebrados existentes (Moss, M.L., 1977; Caplan, A.J., 1984; Springer, V.G. y J. P. Gold, 1998).

¿Qué es un pez cartilaginoso?


Chondrichthyes o peces cartilaginosos; está integrado por dos grandes grupos de peces: Elasmobranchii (tiburones y rayas) y Holocephali (quimeras). Cuentan con cerca de 1,168 especies (no todas descritas), dentro de las que se incluyen alrededor de 400 especies de tiburones, cerca de 600 especies de rayas y el grupo de quimeras, con más de 43 especies; cada grupo requiere condiciones específicas para su desarrollo. En medio de esta diversidad, surgen ciertos patrones generales que resaltan los rasgos y adaptaciones de los elasmobranquios. Estas tendencias incluyen: (i) gran tamaño, (ii) hábitat marino, (iii) movilidad, (iv) metabolismo y crecimiento lentos, (v) hábitos depredadores, (vi) dependencia de sentidos no visuales; (vii) baja fecundidad y jóvenes precoces (independientes), y (viii) vulnerabilidad a la explotación (Compagno 1990; Gruber 1991; Musick et al., 2000; Stevens et al., 2000 y Cailliet et al., 2005). Como grupo ocupan un amplio rango de ambientes, desde regiones polares hasta tropicales, encontrándose tanto en zonas costeras como oceánicas, en aguas someras como de profundidad. La mayoría de las especies de Condríctios utilizan algún tipo de hábitat para la crianza, refugio o alimentación que pueden abarcar todo, desde los ríos de agua dulce, estuarios y bahías poco profundas costeras, los arrecifes de coral, bosques de algas y el fondo del mar (Stevens et al., 2005).

¿Qué es un tiburón?


Un tiburón es un pez con un esqueleto compuesto por cartílago flexible en lugar de huesos rígidos. Los tiburones poseen miles de dientes que se generan y se caen continuamente durante toda su vida y normalmente presentan una forma corporal cilíndrica, la mayoría de los tiburones tiene cinco tipos de aletas: las aletas pectorales proporcionan fuerza cuando el tiburón nada hacia delante, la aleta caudal oscila de un lado a otro e impulsa el tiburón hacia delante a través del agua, estas varían de tamaño y forma, dependiendo del estilo de vida y del hábitat de la especie, las aletas dorsales, pélvicas y anales (que no están presentes en todos los tiburones) se usan para estabilizar. Poseen de 5 a 7 aberturas branquiales situadas a los costados de la cabeza. Habitan tanto en aguas costeras como en zonas abisales, regularmente son organismos solitarios, y en ocasiones viajan en grupos lo cual se debe principalmente a que buscan áreas de reproducción, alimentación o refugio, lo que depende de las necesidades propias de cada especie. Su alimentación es variada, entre sus preferencias alimenticias se encuentran los peces, los moluscos, los crustáceos e inclusive los mamíferos marinos. Son expertos cazadores tanto en el día como en la noche, lo que nos dice que los órganos de los sentidos con los que cuenta son altamente eficientes y muy complejos. A diferencia del grupo de las rayas son organismos que tienen que estar en continuo movimiento para respirar.

¿Qué es una Raya?


Los peces batoideos o Rajiformes, se caracterizan por tener un cuerpo corto y dos aletas pectorales expandidas que parecen alas, por lo general son planos verticalmente, sus branquias se encuentran en la parte inferior del cuerpo. Viven parcialmente enterrados en el lecho marino, poseen espiráculos en la parte superior de la cabeza por detrás de los ojos y se emplean para obtener respiración adicional, funcionando como un tubo aspirador: captura agua y la pasa por las branquias que tiene en la parte inferior del cuerpo. Muchas especies tienen pupilas en forma de luna en lugar de las pupilas circulares de los mamíferos, lo que les permite, entre otras cosas, una menor distorsión, un mayor campo de visión y un mejor contraste. Muchos batoideos poseen un intrincado tejido solapado sobre el iris de los ojos (opérculo pupilar), se presenta a menudo bajo la forma de flecos, y tiene el efecto de cambiar el comportamiento de la luz que lo atraviesa y llega a la retina del ojo.

¿Qué es una Quimera?


Los holocéfalos son las quimeras, también conocidos como peces rata, peces conejo, peces elefante o tiburones fantasma, debido a su apariencia peculiar. Las quimeras incluyen más de 43 especies de tres familias, pero es probable que se descubran más especies. Se carece de mucha información sobre estas especies y se conoce muy poco acerca de su estado de conservación. Al igual q los elasmobranquios (tiburones y rayas), las quimeras tienen un esqueleto compuesto por cartílago. Poseen una espina venenosa en la cola para defenderse. Carecen de dentículos dérmicos y sólo tienen cuatro branquias. Tienen la mandíbula superior adherida al cráneo y presentan menos dientes, que son planos para poder triturar, además se caracterizan por tener una gran cabeza, ojos grandes, las aletas pectorales y la cola son muy largas, y algunas pueden tener un hocico alargado. Las quimeras normalmente viven en el lecho marino y están presentes en todo el mundo salvo las regiones polares más alejadas.